Hoy vamos a conocer una enfermedad un tanto desconocida, su nombre es Lupus Eritematoso, también conocido por LES, y se trata de una enfermedad autoinmune. Es decir, el sistema inmunitario del paciente va a atacar por confusión a las células del tejido sano del afectado. Esto puede dañar muchas partes del cuerpo, incluyendo las articulaciones, piel, riñones, corazón, pulmones, vasos sanguíneos y el cerebro.

Es una afección crónica cuyo origen no está muy claro. Suele afectar más a mujeres que a hombres  y suele aparecer desde los 15 a los 44 años normalmente. Actualmente no existe ningún tratamiento para conseguir su cura, de momento solo se puede paliar sus síntomas con diferentes tratamientos.

Hay varios tipos de lupus:

  • Lupus eritematoso sistémico: Es el más común. Puede ser leve o grave, y puede afectar a muchas partes del cuerpo
  • Lupus discoide: Provoca una erupción en la piel que no desaparece
  • Lupus cutáneo subagudo: Provoca ampollas después de estar al sol
  • Lupus inducido por medicamentos: Es causado por ciertas medicinas. Por lo general, desaparece cuando se deja de tomar el medicamento
  • Lupus neonatal: No es común y afecta a los recién nacidos. Es probable que sea causado por ciertos anticuerpos de la madre

Se piensa que el padecer Lupus van asociados a ciertos factores como:

  • Genética
  • Hormonas, es por lo que ataca más a mujeres que a hombres ya que su sistema hormonal es más activo y vulnerable.
  • Factores ambientales
  • Ingesta errónea de ciertos medicamentos.

Su diagnóstico se va a basar sobre todo en los síntomas descritos por el paciente, aunque podemos fijarnos en algunos valores de las analíticas de sangre. Además debemos cerciorarnos también realizando otras pruebas como  análisis de orina, así como es conveniente realizar pruebas por imagen para poder observar el estado del corazón, los pulmones, riñones ,articulaciones y músculos. Nos referimos a pruebas como RX, Resonancia magnética, o bien una ecografía.

Los síntomas más característicos del Lupus Eritematoso son:

  • Cansancio.
  • Pérdida de peso repentino.
  • Fiebre sin causa aparente.
  • Dolor e inflamación articular, van a afectar sobre todo a manos y dedos.
  • Malestar general.
  • Caída de pelo importante.
  • Dolor torácico cuando se respira profundamente.
  • Lesiones en la piel, más concretamente en nariz y mejillas también denominado eritema de las alas de mariposa.
  • Úlceras o llagas en la boca.
  • Los ganglios también se ven afectados
  • Alteración de la visión.

Los tratamientos pueden incluir medicamentos para reducir inflamación ,evitar brotes así como reducir o prevenir el daño que pueden estar sufriendo los principales órganos vitales  por medio de inmunosupresores.

Por otro lado fisioterapia y el ejercicio físico  nos va a ayudar a:

  • Reducir el dolor.
  • Eliminar el edema que presente debido a la inflamación de las articulaciones.
  • Mitigar la inflamación de las zonas afectadas.
  • Es importante impedir que aparezca la rigidez articular.
  • Al igual que es fundamental prevenir la atrofia muscular.
  • Hay que conservar la capacidad pulmonar del paciente.
  • Enseñar al paciente cómo hacer frente y controlar los brotes que pueda sufrir a consecuencia de la enfermedad.
  • Es fundamental que el paciente conserve la independencia funcional, para ello es vital evitar la pérdida de movilidad de las articulaciones, por medio de programas de ejercicio

Es también  muy importante controlar factores como el estrés y la alimentación.

Abrir chat