Sin duda el conocer la anatomía es vital para desarrollar la fisioterapia con éxito. Gracias a la ecografía tenemos la oportunidad de estudiar el cuerpo humano de una forma mucho más precisa y topográfica.

Las ecografías son muy útiles en muchos campos médicos, no solo en la fisioterapia y por ello, se le pueden aplicar muchos usos en función de la disciplina en la que sea utilizada.

En la fisioterapia, nos permite seguir la evolución de los distintos tipos de tejidos o llegar a validad las distintas técnicas aplicadas en la fisioterapia.

¿Que ventajas tiene?

Sin duda alguna, la ecografía aplicada en fisioterapia es indispensable y por ello es una de las grandes aliadas en las clínicas de fisioterapia desde su aparición, que marcó un antes y un después en la efectividad de los tratamientos.

Podemos destacar las tres ventajas principales de las ecografías en fisioterapia:

  • Nos permite localizar con gran precisión la localización de la lesión o problema que podamos tener y a partir de ahí decidir el tratamiento a seguir para la mejora de la dolencia.
  • Podemos realizar un exhaustivo seguimiento de la evolución del paciente para detectar posibles complicaciones o anomalías durante el tratamiento.
  • Es una técnica no invasiva por lo que no produce ningún malestar en el paciente.
En resumen, el principal plus que tiene la ecografía es el permitir al profesional observar la lesión y ayudar en el seguimiento de la evolución del paciente.

¿En que se aplica?

Podemos descatar cuatro grandes campos en los que se aplica la ecografía en fisioterapia, que son:

  • Fisioterapia Deportiva
  • Fisioterapia Ginecológica
  • Fisioterapia Respiratoria
  • Pilates

 

 

Abrir chat