Aunque muchos no sepan que es el manguito rotador, este grupo de músculos es muy propenso a padecer lesiones realmente molestas y conocidas generalmente como tendinitis en el hombro. Las causas de estas lesiones e incluso su tratamiento siempre variarán dependiendo del paciente y sus características personales.

Si estás experimentando un dolor agudo o molestia en el hombro para realizar cualquier actividad, en este post podrás conseguir información importante para ti. Por esta razón, te recomendamos leerlo atentamente hasta el final.

¿Qué es el manguito rotador?

El manguito rotador es un conjunto de tendones y músculos, que se encuentran rodeando la articulación del hombro.

Al comienzo, la lesiones en el manguito rotador suelen presentarse como pequeñas molestias al realizar algunos movimientos, aumentando a un fuerte dolor con los días, el cual empeora si se trata de dormir sobre el lado lesionado. De no ser tratada a tiempo o correctamente esta lesión, puede empeorar o degenerarse a una tendinosis o una rotura del tendón del hombro, necesitando de este modo un tratamiento más intensivo y extenso para recuperarse.

Causas de las lesiones del manguito rotador

Edad

Con el paso de los años nuestro cuerpo se comienza a desgastar naturalmente y con ello aumenta la probabilidad de sufrir una lesión o rotura del manguito rotador, llegando a afectar no solo a los tendones de este grupo muscular, sino a las articulaciones cercanas al mismo.

Práctica de deportes

Cuando sometemos a nuestro cuerpo a movimientos repetitivos con los brazos nos arriesgamos a experimentar una lesión en el manguito rotador. Usualmente, los deportistas que más se encuentran expuestos a esta lesión son aquellos que practican: natación, tenis, balónmano, lanzamientos de pelota, etc.

No obstante, con esto no se busca afirmar que la practica de estos deportes o ejercicios sea negativa para la salud, sino que, como muchos deportes poseen un riesgo de lesión que puede disminuir si se toman las precauciones necesarias como calentar los músculos, estirarlos correctamente, entre otros.

Trabajos en la construcción

En el mundo de la construcción, trabajos de carpintería o la pintura de casa requieren un movimiento repetitivo en los brazos, los cuales a menudo se mantienen por encima de la cabeza. Debido a estos movimientos y la posición incómoda que puede mantenerse por horas, es posible afectar el manguito rotador.

Para estos trabajos en especifico y para los deportistas siempre se recomienda asistir al médico de forma inmediata al presentar síntomas, ya que, de ignorarla, esta lesión podría empeorar impidiéndoles realizar sus actividades diarias por un amplio periodo de tiempo.

Factores genéticos

Se considera que las lesiones del manguito rotador podrían tener un componente genético, ya que, al realizar estudios clínicos se ha demostrado que algunas familias o personas son mucho más propensas a padecer esta lesión que otras.

Síntomas de las lesiones del manguito rotador

Manguito por dentroCuando hablamos de los síntomas que genera una lesión en el manguito rotador realmente nos referimos especialmente a 3: un fuerte dolor en el área, disminución de la movilidad del hombro y una perdida la fuerza del mismo.

Sin embargo, el dolor puede variar dependiendo del tipo de lesión. Las formas en las que puede presentarse son:

  • Dolor intenso: se concentra en la zona del hombro, pero puede irradiarse hasta llegar al codo, pero nunca se extenderá hasta la mano. Este dolor suele caracterizarse por ser realmente intenso y molesto hasta el punto de obligarnos a buscar ayuda médica para tratarlo.
  • Dolor nocturno: este dolor solo lo experimentamos al dormir sobre el hombro afectado, perturbando nuestro sueño por largos minutos mientras se espera que desaparezca el mismo.
  • Dolor de movimientos: realizar cualquier movimiento sencillo elevado como peinarse, secarse el cabello, etc., puede convertirse en una actividad difícil, ya sea por el dolor que irradia el hombro o por su disminución de la amplitud de movimiento.

Todos estos tipos de dolores pueden ser una señal de lesiones en el hombro, pero en muchos casos es importante descartar otras posibles lesiones que suelen confundirse con el manguito rotador. Por este motivo, se recomienda asistir inmediatamente al especialista en caso de experimentar cualquiera de estos síntomas.

Tratamiento de las lesiones del manguito rotador

En las lesiones del manguito rotador se suele realizar un tratamiento en conjunto con sesiones fisioterapéuticas, analgésicos y reposo, de tal modo que, la cirugía sea la última opción a realizar para el paciente.

Durante este proceso el tratamiento fisioterapéutico es el que tendrá mayor influencia en la salud de la persona, ya que, a través del mismo se buscará eliminar el dolor, optimizar el movimiento y fortalecer el músculo para devolverle al hombro su funcionalidad completa.

Por otra parte, en el caso de no poseer otra alternativa más que una cirugía la misma debe ser realizada por un traumatólogo experto que repare la rotura del tendón del hombro. Este procedimiento en conjunto con un tratamiento fisioterapéutico será fundamental si la persona quiere recuperar sus movimientos naturales en un futuro próximo.

¿Cómo es una sesión fisioterapéutica para la recuperación de una lesión del manguito rotador?

Como toda lesión, su tratamiento será lento y progresivo. En el caso del tratamiento de las lesiones del manguito rotador podemos decir que el mismo se divide en 3 fases, siendo estas:

Primera fase

Inicialmente, el tratamiento se centrará en eliminar y evitar cualquier tipo de fibrosis en el manguito rotador y disminuir el intenso dolor del área.

Segunda fase

En esta fase comenzarán los ejercicios de decoaptación humeral, que tienen como objetivo separar (con ayuda manual, mecánica o por efectos de la gravedad) el humero de la cavidad glenoidea. Mediante esta acción se logrará una descompresión y liberación del tendón que se encontraba presionado a causa de la lesión.

Progresivamente y gracias a los ejercicios anteriores, los pacientes poco a poco podrán empezar la cinesiterapia o ejercicios de movilizaciones resistidas, activas y pasivas de forma progresiva.

Tercera fase

Una vez que la persona haya superado el dolor y poco a poco recupere la movilidad del hombro, llega el momento de incluir en su sesión ejercicios de fortalecimiento muscular. El fortalecimiento muscular es fundamental para culminar el ciclo de terapias, ya que, se estará preparando el músculo de forma adecuada para que la lesión no sea reincidente.

Fase extra

La fase extra realmente consta del trabajo de los pacientes. Al avanzar en las sesiones fisioterapéuticas, el médico encargado de atenderle le irá ordenando la realización de ciertos ejercicios o movimientos para practicar en casa, además de también prohibirle ciertas acciones.

Durante estos momentos cuando el paciente se encuentra sin supervisión médica, dependerá de él si cumple con lo indicado con el médico para sanar o de lo contrario agravar su condición.

Para finalizar, el manguito rotador puede ser una lesión dolorosa, pero, si asistes al médico al momento de comenzar el dolor y realizas correctamente el tratamiento puedes superar esta lesión rápidamente.
Abrir chat