El bruxismo se define como un trastorno del movimiento que está generalmente relacionado con el sueño, sin embargo también puede darse durante el día. Se considera una parafunción, en la cual existe un contacto no funcional de los dientes y se produce un ruido característico comunmente llamado rechinamiento o apretamiento de los dientes. Aunque no se considera una enfermedad, su perpetuación en el tiempo puede desencadenar una serie de síntomas relacionados, entre los cuales destacan:

  1. Dolores de cabeza: Una manifestación muy común y que se produce principalmente por la tensión generada por la contracción muscular prolongada. Se caracteriza por un dolor de tipo bilateral que afecta la zona temporal, occipital y frontal de la cabeza.
  2. Dolores de oídos
  3. Dolor en los músculos de la masticación: En ocasiones, generando trastornos mandibulares, aunque todavía no se ha establecido su relación.
  4. Fatiga de la musculatura masticatoria

Actualmente, no existe consenso para determinar un solo tratamiento, ya que este trastorno tiene origen factorial y en función de su etiología, se realizará un tratamiento y se implicaran diferentes profesionales sanitarios. Por tanto, cabe destacar, que entre los profesionales que pueden ser de ayuda para el tratamiento de tu niño se encuentran psicólogos, dentistas pediátricos, otorrinolaringólogos y fisioterapeutas. En los últimos años, el tratamiento ha estado enfocado a los factores etiológicos, por ello el diagnóstico precoz puede ser determinante para remitir esta entidad.

En cuanto al tratamiento farmacológico, se han estudiado diferentes terapias con relajantes musculares y benzodiacepinas en adultos, encontrando efectos beneficiosos a corto plazo. También se ha comenzado a incluir el tratamiento basado en la toxina botulínica en el caso de ser un bruxismo provocado por otro tipo de enfermedad. Existen otros tratamientos más extendidos como son las férulas, que han demostrado ser eficaces para evitar el desgaste dental que supone este trastorno.

Acudir a otro profesional como un fisioterapeuta o psicólogo puede mejorar el trascurso de dicha entidad. En el caso del fisioterapeuta, este podrá tratar la sintomatología asociada a la fatiga muscular, hipertrofias muscular masticatoria o a los trastornos mandibulares asociados. El tratamiento realizado por los fisioterapeutas se basa principalmente en terapia manual, ejercicio terapéutico específico para la región a tratar y educación terapéutica.

bruxismo-infantil-club-ratoncito-perez

 

 

 

Bibliografia:Fisiosite

Abrir chat