FisioterapiaOtrasSin categoría

Estrés y dolencias físicas

By 26 julio, 2016 No Comments

El estrés, es una realidad de la sociedad actual y uno de los factores que aumenta el riesgo de padecer dolores musculares.

El estrés altera el estado de los nervios que controlan el funcionamiento de los músculos, facilitando su contractura. En esa situación, la contractura muscular puede aparecer ante esfuerzos musculares muy pequeños, o incluso espontáneamente, y desencadenar episodios dolorosos.

Igualmente, también podría interferir en la coordinación de los distintos grupos musculares que participan en el funcionamiento de la espalda. En condiciones normales, los abdominales y la musculatura paravertebral se coordinan entre sí para mantener una postura o conservar el equilibrio durante el movimiento. Esta coordinación depende de reflejos nerviosos. El estrés podría afectar a la coordinación de estos reflejos y provocar que la musculatura se contrajera inadecuadamente o a destiempo, favoreciendo las lesiones.

Para prevenir este tipo de situaciones lo primero que se debe de tratar es el estrés resolviendo las situaciones que lo provocan. La actividad física ayuda a prevenirlo y a mantener y desarrollar la musculatura de la espalda.

Abrir chat