La expresión epicondilitis lateral o codo de tenista indica habitualmente dolor en la zona de inserción de la musculatura del epicóndilo que aumenta cuando se extiende la muñeca o cuando se hace el movimiento de pronosupinación del antebrazo o ambos.

La epicondilalgia lateral puede ser definida como una tendinopatía degenerativa caracterizada por dolor en el epicóndilo lateral o zona externa del codo, que se exacerba con una extensión resistida del músculo extensor radial corto del carpo.

La epicondilalgia comprende lesiones a nivel del músculo y del tendón del antebrazo. Los pacientes muy a menudo se quejan de dolor en la zona alrededor de la eminencia ósea lateral del codo normalmente de la mano dominante. Frecuentemente se puede encontrar un punto de mucho dolor sobre el extensor común de los dedos, situado a unos 5-8 cm de su origen.

La osteopatía en el abordaje de la epicondilalgia tiene por objetivo identificar los problemas biomecánicos o de movilidad del codo y la muñeca, para después restablecer el movimiento correcto. Dado que la musculatura sufridora del proceso tiene sus anclajes óseos en esas articulaciones, si reestablecemos el correcto movimiento a través de la osteopatía, la musculatura epicondilea soportará mejor las cargas de trabajo.

Dado que el control vascular y nervioso de estos tendones y musculatura del codo, proceden del raquis cervical, la osteopatía identifica también cuales son las disfunciones cervicales para devolver su movilidad restaurando así la buena función del segmento. Y en definitiva mejorando el control neurovascular y neuromuscular de los tendones lesionados.

Por último deberemos restaurar el correcto trabajo de la musculatura alterada, relajando la musculatura acortada y tonificando o reentrenando la musculatura que quedó debilitada durante el proceso patológico.

Fuente:eom